• mié. Jul 24th, 2024

Organizaciones lamentan restricción del aborto en Florida

Organizaciones lamentaron la prohibición del aborto en Florida a partir de las 6 semanas de embarazo, cuando muchas mujeres ni siquiera saben de su embarazo

Organizaciones de Florida a favor de los derechos reproductivos de las mujeres lamentaron la entrada en vigor en el estado de una nueva ley que prohíbe el aborto a partir de la sexta semana de embarazo, norma que calificaron como una “interferencia del Gobierno”.

“Hoy despertamos a un mundo nuevo. Un mundo donde el Estado, y no los individuos, están en control de nuestros cuerpos, nuestras vidas y nuestro futuro”, dijo Chelsea Daniels, de la campaña Yes on 4, promotora de un próximo referendo sobre el aborto en Florida.

Desde este miércoles, en este estado los abortos quedan limitados solo a las primeras seis semanas de embarazo, un periodo en el que de acuerdo a muchos expertos algunas mujeres ni siquiera llegan a saber que están en gestación.

La medida, una de las más restrictivas de su tipo en EE.UU., fue aprobada en 2023 por el Congreso estatal, de mayoría republicana, y construida sobre la base de una prohibición a partir de la semana 15 que fue objeto de una querella judicial finalmente dirimida por el Supremo estatal, que mantuvo dicha medida.

Con esa decisión, de paso, la máxima instancia judicial floridana abrió las puertas para la entrada en vigor de la norma de hoy, que supone “una prohibición casi total del aborto”, según Daniels, además de riesgos mortales para mujeres con complicaciones en sus embarazos y que podrían ser tratadas por profesionales sanitarios.

“El Gobierno no debería interferir en las decisiones médicas personales entre los floridanos y sus médicos. Y ni hace falta decir que los médicos no deberían correr el riesgo de ser procesados penalmente por tratar al paciente que tienen delante”, se lamentó Daniels.

La presidenta del Partido Demócrata de Florida, Nikki Fried, hizo hincapié en que esta “es una prohibición de Donald Trump”, el presumible candidato republicano para las presidenciales de noviembre próximo y que durante su primer mandato fueron designados tres jueces conservadores en el Tribunal Supremo de EE.UU.

En junio de 2022, el Supremo estadounidense terminó con las protecciones federales establecidas en el caso de Roe vs. Wade y que evitaba que los estados legislaran sobre el aborto. Tras dicha decisión, se produjo un efecto cascada en varios estados conservadores del país que limitaron la interrupción del embarazo.

“El embarazo en Florida para mujeres que sufren un aborto espontáneo, complicaciones o anomalías podría ser una sentencia de muerte”, denunció Fried.

Otra organización que se ha manifestado en contra de la nueva prohibición en Florida es Planned Parenthood, que señaló que el año pasado, más de 84 mil personas recibieron atención abortiva en Florida.

“Nuestra organización predice que más de la mitad de esas pacientes ya no podrán acceder a la atención con una prohibición de 6 semanas en vigor, obligándolas a viajar cientos o incluso miles de millas a un estado con acceso o bien llevar un embarazo en contra de su voluntad”, señalaron en un comunicado.

A partir de la decisión del Supremo, los derechos reproductivos de las mujeres se ha vuelto casi un lema de campaña para los demócratas, que ahora ven a Florida como un estado clave en las próximas elecciones generales, en las que el actual presidente estadounidense, Joe Biden, busca la reelección.

Precisamente, la semana pasada el demócrata estuvo en un acto de campaña en Tampa, en el oeste de Florida, señalando a Trump como el culpable de estas nuevas leyes sobre el aborto, como presumiblemente lo hará hoy la vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, en el acto que encabezará esta tarde en Jacksonville, en el norte del estado.

En un comunicado distribuido por su campaña, Biden señaló que Trump “quiere ir aún más lejos y ha dejado muy claro que, si es elegido, firmaría una prohibición nacional del aborto”.

En Florida, las opositores a la medida de hoy tienen la opción de votar en noviembre en un referendo sobre una enmienda a la Constitución estatal para proteger el acceso al aborto en este estado del sur.

Con información de EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *